>>>>> VENTA TELEFÓNICA: 0800-777-0170 <<<<<
Pediculosis
HOY HABLAMOS DE LOS PIOJOS O MEJOR DICHO DE LA PEDICULOSIS:

Patología muy frecuente en la época escolar y en las colonias de verano. Fácil de contagiar ya que el
piojo se transmite de cabeza a cabeza saltando.
La pediculosis capitis es una ectoparasitosis producida por el pediculus humanus var Capitis.
Es frecuente en población pediátrica, principalmente entre 6 y 12 años. La prevalencia se calcula del
1 al 3% en países industrializados, pero puede ser superior al 25% en los colegios. El ciclo vital del
piojo consiste en huevo o liendre, ninfa y piojo adulto. Se transmiten principalmente por contacto
personal.
La inoculación de saliva por parte del piojo al alimentarse de la base del pelo puede provocar una
sensibilización del huésped, provocando infamación y picazón en la base del cuero cabelludo, lo que
puede desencadenar rascado e infección secundaria.
El diagnóstico requiere la visualización de piojos vivos.
El diagnóstico diferencial se realiza con la caspa, con la dermatitis seborreica, con el liquen simple
crónico, con la suciedad, con el impétigo bacteriano y con las presencia de otros parásitos.
La Asociación Americana de Pediculosis insiste en que la pediculosis se podría resolver únicamente
mediante un peine metálico o lendrera. Entre los pediculicidas con acción neurotóxica se destacan la
permetrina al 1% (tratamiento de primera elección y con baja toxicidad aunque con alta tasa de
resistencia) y la ivermectina al 0.5%. Sin embargo, no se debe tratar a miembros de la familia o a
contactos cercanos que no estén infestados. Es de buen hábito usar gorra de baño para las piletas y
cabello recogido para asistir a las clases escolares para evitar el contagio.
×
¡Escribinos! Nuestro horario de atención es de 11 a 19 hs.