>>>>> VENTA TELEFÓNICA: 0800-777-0170 <<<<<
¿cuánto tiempo puede utilizarse una butaca infantil?

La seguridad de nuestros hijos es lo más importante y debido a que los niños van creciendo, hay un momento en que la butaca infantil o silla de auto le va quedando cada vez más pequeña para seguir viajando seguros y cómodos.


Los niños necesitan un sistema de retención que se ajuste a cada edad, talla y peso para que les proteja, deben utilizar cada grupo según las características de las butacas. Las sillas de coche para niños se dividen en diferentes grupos, según las normas internacionales de homologación, que les permiten adaptarse a estos parámetros con fidelidad.


Grupo 0: para niños con peso menor de 10kg

Grupo 0+: para niños con peso menor de 13kg

Grupo 1: para niños con peso de 9kg a 18kg

Grupo 2: para niños con peso de 15kg a 25kg

Grupo 3: para niños con peso de 22kg a 36kg



El estado de la butaca infantil y boosters para vehículos de tu niño puede tener sustancial influencia en las consecuencias que éste sufra en caso de una colisión. A partir del primer uso, las butacas se ven expuestas a grandes fluctuaciones de temperatura y altos niveles de intensidad de luz en el vehículo. Dichas condiciones actúan como disparador en el envejecimiento y la fatiga.


¿POR QUÉ LAS BUTACAS USADAS Y VIEJAS SON TAN PELIGROSAS?

Con el transcurso del tiempo, y en especial en caso de colisión, en la estructura de la butaca para bebés pueden formarse delgadas fisuras. Estos signos de desgaste apenas pueden ser visibles a simple vista, e incluso continúan aumentando con el uso continuo.


Una grieta aparentemente inocua puede repentinamente generar una falla general del material. Ello puede suceder de manera espontánea ante un choque como consecuencia de las enormes fuerzas a las que la butaca se encuentra expuesta en caso de un impacto. De otro modo, estas grietas diminutas pueden aumentar en forma imperceptible debido al uso constante, a la exposición a la luz solar u otros factores que tienen un efecto negativo sobre el material durante el transcurso del tiempo.


Este es el motivo por el cual deberías utilizar, en todo momento y exclusivamente, butacas y sillitas de bebé usadas que no tengan una antigüedad superior a 6 años, de las que conozcas su origen (por ejemplo, de hermanos, parientes o amigos) y que jamás se hayan visto expuestas a accidentes de ninguna naturaleza, incluso a accidentes menores. Una butaca usada debe funcionar igual que una nueva y debería siempre ser adecuada para tu niño y el vehículo. ¡De otro modo no podrá brindarle al niño suficiente protección!


P.d: En Baby Company, vas a encontrar butacas con la mayor seguridad para tu hijo. ¡Todas cumplen con las exigencias de la Ley de Tránsito argentina!

×
¡Escribinos! Nuestro horario de atención es de 11 a 19 hs.