>>>>> VENTA TELEFÓNICA: 0800-777-0170 <<<<<
Viajar con niños

La preparación del viaje puede ser una situación estresante para los niños, en especial, cerca del momento de la partida. Los padres deben tenerlo en cuenta para planificar todo con la mayor anticipación posible, considerando la probabilidad de que haya demoras.

Incluir a los niños en la preparación del viaje disminuye la ansiedad o temor frente a este. Entre las cosas para llevar, se recomiendan objetos que les sean familiares, como muñecos, juguetes, mantita, etc.

Por otra parte, se aconseja fuertemente contratar seguro de viajes ya que se calcula que casi las dos terceras partes de los niños requerirán de algún tipo de atención médica.

Durante este articulo hablaremos sobre todas las cuestiones que pueden llegar a ocurrir durante el traslado para llegar a destino, ya sea en avión o en auto.

En avión:  

Si bien se recomienda el uso de butacas para niños similares a las usadas para autos, esto no es así en la práctica. No todas las butacas se adaptan a los asientos de los aviones y los menores de 2 años suelen viajar e brazos de sus padres para disminuir los costos.

Se recomienda esperar, al menos, a la semana de vida (en los nacidos en termino) para realizar el viaje o a las 40 semanas de edad postconcepcional (para prematuros sin patología pulmonar). Las recomendaciones para quienes padecen patología pulmonar deben ser individualizadas ya que algunos pacientes podrían requerir oxigeno suplementario durante el vuelo.

Puede presentarse dolor de oídos por el cambio de presiones, en especial al momento de la partida y del aterrizaje. Para disminuir dicha molestia, se recomienda mascar chicle o succionar (chupete o mamadera), de acuerdo con la edad. No está demostrado que el tratamiento farmacológico sea de utilidad.

Otra de las cuestiones que se puede presentar es el “jet lag”, el cambio de uso horario y sus consecuencias sobre el ritmo circadiano.

Para combatirlo, se recomiendan las siguientes medidas: adecuado descanso previo, consumir una dieta saludable los días anteriores al viaje, adaptar paulatinamente el horario al destino (ej. Acostarse 2 h antes si se viajara hacia el este) los 2-3 días previos y acomodar lo antes posible el horario de sueño y comidas al llegar al destino. No se recomienda el uso de melatonina, especialmente en adolescentes, en quienes podría afectar la maduración sexual (aumento de prolactina y disminución de testosterona).

En cuanto a la sedación para el viaje, una alternativa es la difendidramina. Es importante que los padres prueben, antes del viaje, el efecto de esta droga con sus hijos.

En auto:

Los accidentes en los vehículos a motor son la principal causa de muerte en niños que viajan. Deben tenerse en cuenta las siguientes recomendaciones:

    *Los niños hasta los 12 años deben viajar en los asientos de atrás.

    *Los lactantes deben viajar mirando hacia atrás hasta tener 2 años o hasta que hayan superado el límite de talla o peso de la silla para lactantes.

    *A partir de los 2 años y hasta los 4 años, se recomiendan las sillas en posición frontal y con arnés.
     
     *Los niños están más seguros en las sillas para niños mientras entren.
    
     *Los niños mayores pueden usar sillas para adaptar el uso del cinturón de seguridad del auto de manera que este apoye sobre estructuras óseas fuertes (hombro – cadera).  

     *Este tipo de sillas, llamadas “booster”, pueden ser con o sin respaldo. Las primeras ayudan a adaptar la posición del cinturón de seguridad de 3 puntos.

     *Las “airbags” frontales pueden ser peligrosas para niños con talla menor de 1,50 metro, por lo que no deben ir sentados en asientos delanteros.

     *En la cabina del automóvil, no deben llevarse objetos sueltos (juguetes, lápices, botellas, etc.) ya que, si se produjera un accidente, su impacto podría provocar graves lesiones.

Lelis Hayipandelli
M.N. 99664

×
¡Escribinos! Nuestro horario de atención es de 11 a 19 hs.